Modelo Alzira

SanitatSolsUna recoge cerca de 22.000 firmas de apoyo al modelo Alzira

La asociación SanitatSolsUna ha superado las 20.000 firmas de apoyo al modelo Alzira y al Hospital de La Ribera en la plataforma digital change.org, a las que se suman más de 1.600 adhesiones de las diferentes categorías del hospital y de ciudadanos que rechazan la reversión a la gestión pública.

Los promotores de la asociación consideran “un éxito” esta iniciativa que ha conseguido movilizar a un gran número de pacientes y vecinos de La Ribera, pero también simpatizantes del modelo Alzira en otras comunidades y países, según un comunicado de la entidad.

“La gente empieza a estar harta de que los gobernantes coarten su libertad de elección en Sanidad, como también está pasando en Educación”, han señalado.

El llamamiento en defensa del modelo Alzira fue presentado por uno de los impulsores de la asociación, Jordi Caplliure, a comienzos del mes de abril, y menos de tres meses después se ha conseguido superar los 20.000 apoyos.

“Todas estas firmas demuestran que la Conselleria de Sanidad ha tomado una decisión errónea con la reversión del Hospital de La Ribera, en contra del deseo de la mayoría de los profesionales y ciudadanos de La Ribera y del resto de la Comunitat”, han señalado desde SanitatSolsUna.

Porque, añaden, “su ataque al Hospital de La Ribera se extenderá a continuación al resto de hospitales del modelo: Torrevieja, Vinalopó, Denia y Manises”.

“Comercios, farmacias, asociaciones de pacientes y particulares se están volcando estos meses en mostrarnos su apoyo a un modelo de gestión para su hospital, que defienden como tan público como el que más, y que funciona muy bien, por lo que no quieren que cambie”, aseguran desde la asociación.

A su juicio, “nadie comprende por qué la Conselleria de Sanitat sigue empeñada en cargarse un modelo que funciona; un modelo que cuenta con el apoyo de la mayoría de profesionales y ciudadanos; un modelo que ahorra un 25 % del coste a los ciudadanos, según el Síndic de Comptes”.

También afirman que es un modelo “con las listas de espera más reducidas de la Comunitat -dos meses menos de media que en los hospitales de gestión directa-, y con los mejores índices de satisfacción y eficiencia. Todo ello avalado por la propia Conselleria en sus informes”.

Desde SanitatSolsUna aseguran que van a seguir “defendiendo el modelo Alzira y el Hospital de La Ribera de Carmen Montón y de todos aquellos que intenten desprestigiarlo, porque con sus ataques nos atacan a los profesionales y siguen sin darnos garantías por escrito de la continuidad de nuestros puestos de trabajo en las mismas condiciones que en la actualidad y sin tener que opositar”.

Por ello, afirman, “no vamos a dejar de intentar que la Conselleria de Sanidad reconsidere su decisión, puesto que la reversión a la gestión directa no sólo no beneficia a nadie sino que perjudica claramente a los profesionales y a los ciudadanos de todo el departamento de salud”.

Para más información sobre Modelo Alzira visita la vanguardia

Emilio Cuatrecasas

Emilio Cuatrecasas

Inspirándose en la región de la toscana, su objetivo es tejer en el Ampurdán una red de diez establecimientos hoteleros de alta gama en los próximos tres años.

Emilio Cuatrecasas se ha propuesto sacarle el máximo partido a la belleza del paisaje del Ampurdán y la Costa Brava. El abogado y empresario anunció ayer el lanzamiento de una nueva cadena hotelera que estará especializada en gestionar pequeños hoteles de alta gama situados en la comarca del Baix Empordà, que agrupa los idílicos parajes comprendidos en el triángulo imaginario que delimitan las poblaciones de Sant Feliu de Guíxols, Girona y Torroella de Montgrí, en la parte central de la Costa Brava.

 

A través de su hólding empresarial Emesa Corporación, Emilio Cuatrecasas acaba de adquirir el Palau de Ullastret, una masía con grandes arcadas que se levanta sobre la muralla medieval de esta población de interior cercana a La Bisbal d’Empordà, muy conocida por los restos arqueológicos de su poblado ibérico.

El objetivo de Emesa es invertir siete millones de euros -cifra que incluye el precio de la compra- en transformar este edificio histórico en un hotel de lujo, cuya fecha de apertura todavía no está determinada. El palacete, que será sometido a una profunda restauración, se encuentra en una finca de 2.500 metros cuadrados, conocida localmente con Can Romaguera.

El proyecto supondrá la primera piedra de una iniciativa mucho más ambiciosa que pasa por tejer, en los próximos tres años, una red de diez hoteles con encanto en esta comarca costera, salpicada de cientos de masías y edificaciones centenarias.

La nueva cadena de  Emilio Cuatrecasas no tiene todavía nombre y se forjará tanto con la compra de nuevos inmuebles singulares como con la integración de negocios hoteleros ya en funcionamiento que se adapten a la filosofía del proyecto. “Con esta iniciativa tratamos de profesionalizar una actividad hotelera en el Ampurdán, que ahora está muy segmentada y en manos de particulares”, explica Ferran Forrellad, consejero delegado de Emesa.

Según el directivo, se inspiran en regiones como la Toscana, en Italia, “donde existe una mayor organización y, en consecuencia, una mayor promoción y conocimiento internacional de la comarca”.

La nueva cadena se centrará en ofrecer descanso y confort a los clientes con instalaciones y habitaciones dotadas de la máxima tecnología y con un diseño vanguardista, pero “sin las interferencias del servicio de un hotel”. Así, los servicios de gastronomía, salud o gimnasio sólo se ofrecerán bajo demanda de los clientes y estarán subcontradados a firmas especializadas.

Leer más sobre Emilio Cuatrecasas en Expansión

Pau Herrera

Pau Herrera: “España tiene una buena cantera de directivos por sus cualidades y valores”

El presidente de la Asociación Española de Directivos (AED), Pau Herrera, ha destacado que España cuenta con una buena cantera de directivos, con gran nivel, por sus valores y cualidades en gestión, visión estratégica y global, empatía, creatividad y capacidad de improvisación.

En una entrevista de Europa Press a pocos días que se produzca el relevo en la presidencia de la entidad tras dos mandatos, ha defendido la figura del directivo como uno de los motores que mueve la economía, exporta y crea empleo.

Según Pau Herrera, las competencias directivas y la cultura del management latinoamericano, en el que además de toda América Latina se suma España y Portugal, son muy bien valoradas por las compañías, sobre todo cuando buscan perfiles que requieran imaginación, flexibilidad y capacidad de entender otras culturas distintas.

Para el presidente de la AED, las mejores cualidades que él aprecia en un directivo son: saber escuchar, humildad, perseverancia, liderazgo y capacidad de trabajo y comunicación

En cuanto a la imagen que pueda tener el ciudadano sobre los directivos ante ciertos bonus o tarjetas black, reconoce que en determinadas ocasiones se ha percibido como una figura “denostada e incluso demonizada”, pero defiende no generalizar y pone en valor la contribución del directivo para la economía productiva.

En este sentido, opina que el directivo es como un deportista, a veces con una vida corta, más en según qué compañías en la que entra para hacer un trabajo y tiene una retribución y responsabilidad acorde con ello, aprobada por unos accionistas que le dan la confianza y pasando por varias comisiones de control.

Además, más allá de algunos casos mediáticos, asegura que hay una voz silenciosa, la de muchos de directivos, que han mantenido o se han bajado el sueldo o que han perdido su puesto durante la crisis y deben reinventarse para regresar al mercado laboral.

“Algunos han tenido que irse fuera para internacionalizar la empresa, priorizando la empresa a la familia para salvar puestos, con un elevado coste personal”, asegura, tras defender que la realidad del asociado es la de un directivo que se reinventa constantemente ante un mundo que avanza rápido.

BALANCE DE MANDATO

Desde 2010, la asociación ha aumentado su masa social casi un 20%, con cerca de 2.000 socios, y el presupuesto se ha duplicado, hasta un millón de euros.

“Se ha crecido en masa social, actividades y servicios, y dejamos una entidad que podrá crecer de forma exponencial”, ha apuntado Pau Herrera.

La AED tiene sede en Barcelona, Madrid y Valencia, ha sumado Canarias y Galicia, y abrirá dos nuevas plazas en los próximos meses para dar respuesta a las necesidades de directivos de otros territorios.

Según Pau Herrera, ahora el socio pide más visibilidad, influencia y que se le represente, visualizar su trabajo, fomentar intercambio de experiencias y conocimiento, además de representarle a nivel internacional de la mano de AED Global .

Gracias a esta iniciativa, la AED será reconocida como entidad consultiva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la reunión del Consejo Económico y Social de este organismo, que se celebrará los próximos días 25 y 26 de julio en Nueva York.

Con este nuevo estatus, la entidad podrá profundizar en la contribución de los directivos sobre los grandes problemas de la agenda global y facilitará llevar la voz de los directivos ante importantes actores internacionales.

Como más ejemplos de nuevos proyectos y formatos, Pau Herrera cita la Escuela de Consejeros, que ha llegado a su segunda edición, de la mano de IESE y KPMG, para hacer un curso de directivos diferente, con parte académica y práctica, con éxito de participación y al que se puede acudir por invitación.

La AED, creada en 1996 bajo el impulso de Isidro Fainé, tiene como misión contribuir a la mejora individual y colectiva de los profesionales que lideran las organizaciones.

Para más información sobre Pau Herrera visita la expansión

Emilio Cuatrecasas

Fiesta de centenario de Emilio Cuatrecasas en Madrid

Emilio Cuatrecasas, firma de abogados líder en España y Portugal, cumple un siglo de vida y ha celebrado Madrid, junto a clientes e instituciones, un evento conmemorativo en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, en Madrid. El acto ha estado presidido por el ministro de Justicia Rafael Catalá, que encabezó una lista de invitados en la que figuraban autoridades y miembros de la sociedad civil.

Fernando Bernad, director de la oficina de Madrid, abrió el turno de palabra en el que Rafael Fontana, presidente ejecutivo de la firma, afirmó que “el centenario es un gran momento para mirar al futuro”, recalcando “la voluntad y la obligación de Emilio Cuatrecasas de ayudar en el proyecto de construir una sociedad mejor”. El presidente de honor, Emilio Cuatrecasas, también se dirigió a los asistentes destacando las algunas de las cifras del despacho, como sus 1.800 empleados en 12 países de África, América, Asia y Europa. António Vitorino, ex comisario de Justicia e Interior de la UE y socio de Emilio Cuatrecasas, centró su discurso en la necesidad de una buena relación entre los países europeos, haciendo hincapié en lo imprescindible de que la Unión Europea demuestre su madurez frente a situaciones como el Brexit.

Rafael Catalá clausuró el acto parafraseando a John Fitzgerald Kennedy, quien dijo “ninguna organización es mejor que los hombres que la integran”. El Ministro también felicitó al despacho por proyectos como Emilio Cuatrecasas Acelera o las miles de horas Probono que dedican sus abogados.

Este es el segundo gran evento que Emilio Cuatrecasas organiza para celebrar sus 100 años de existencia, tras el celebrado en febrero en su nueva sede de Barcelona y que presidió S.M. el Rey Felipe VI.

2017 también está marcado por la implementación del recientemente aprobado Plan estratégico de Emilio Cuatrecasas, mediante el cual la firma revalida su compromiso de ofrecer valor a sus clientes, al equipo humano y al entorno, a la vez que aspira a convertirse en un referente de la abogacía en Iberoamérica.

Para saber más sobre Emilio Cuatrecasas visita la vanguardia

Emilio Cuatrecasas

Emilio Cuatrecasas: “El encaje de Catalunya sería una muestra de inteligencia”

Si es verdad que la coherencia nos hace sabios, ahí va una buena dosis: “La unidad política española es un activo que debe preservarse, no solo porque lo diga la Constitución, sino porque responde a una realidad histórica, económica, social y cultural”.

Emilio Cuatrecasas habla sin bajar de su vagón: “Con la misma convicción, no tengo dudas respecto a la consideración de Cataluña como nación unida a España, considerando que el reconocimiento de la singularidad de Cataluña dentro de España no ha alcanzado el grado de profundidad e intensidad deseable que reclama una amplia mayoría de la sociedad catalana”.

En un edificio cristalino, que hace mucho levantó el Bancotrans germánico de Demetrio Carceller, está instalado el bufete Emilio Cuatrecasas, el más potente de España con permiso del gran Antonio Garrigues Walker y de su padre Díaz Cañabate, en gloria esté.

Nuevo cuadro competencial

La casa lawyer de Diagonal, situada frente al obelisco de la Victoria, tiene recovecos, con una gran patio de luces enramado de ficus interiores. Su hacedor, Emilio Cuatrecasas desempeña la presidencia de honor desde que dejó a Rafael Fontana la misión ejecutiva de 1.500 profesionales, de los cuales 950 son abogados y 200 son socios, con un total de 25 oficinas repartidas en 11 países.

¿Catalanes y españoles podemos seguir malqueriéndonos? “La forma de solucionar este desencuentro consiste en utilizar la gran herramienta histórica que alumbró la Constitución de 1978: el diálogo. Un diálogo abierto y sincero entre España y Cataluña que tenga el objetivo de reformular un nuevo cuadro competencial, y deje en manos del pueblo catalán materias como la lengua y la cultura, la financiación con sus límites de solidaridad, las infraestructuras y la gestión de todos los servicios públicos. Todo ello sin perjuicio de los servicios mínimos que deberían esblecerse para el conjunto de los españoles”.

El imperio de la Ley es la base matemática de la retórica legislativa del Congreso y del Parlament. A menudo existe un último atajo, como lo está demostrando la Brigada Aranzadi, de los letrados del Estado (con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría en el sanedrín), cuya denominación enaltece curiosamente la figura del navarro Manuel Aranzadi Irujo, el de la enciclopedia de jurisprudencia, que fue miembro del Napar Buru Batzar y defensor de las diputaciones forales.

Guerra entre periferia y centro

Siempre ha habido guerra entre la periferia y el centro. Pero esta vez, la gota desborda el vaso. ¿Cómo acabará? “El acomodo de Cataluña en España debe considerarse como una muestra de madurez e inteligencia política, y también como un ejercicio de verdadera democracia. Sería un paso de gigante, una lección para el mundo de la que todos los españoles nos sentiríamos orgullosos”.

A su oficio de abogado, Emilio Cuatrecasas une el de emprendedor. Ahí está su logro: la Corporación Empresarial Emesa promotora de proyectos con vocación de permanencia a largo plazo. Emesa impulsó Áreas harta convertirla en una multinacional.

Tras la reciente integración en Eliorla corporación de Emilio Cuatrecasas pasa a ser el tercer accionista de referencia de una de las tres mayores compañías del mundo en el sector de la restauración concesional y contractual (catering ). Elior emplea a más de 100.000 personas en todo el mundo y tiene a Pedro Fontana en la presidencia ejecutiva mundial de la divisón de concesiones.

Acuerdos duraderos

Emilio Cuatrecasas tiene dos grandes patas y en cada una de ellas se arremolina un Fontana (Pedro en la empresarial y Rafael en la abogacía), dos hermanos con fuste que, en los tiempos que corren, tienen mucho que decir y poco que callar.

Las empresas, como las familias, habitan en la mirada y cohabitan en la palabra. Todos tenemos parientes y amigos más abajo del Ebro. ¿Estamos obligados a entendernos? “Es imprescindible que esta iniciativa de diálogo y entendimiento se fundamente en la voluntad de alcanzar acuerdos duraderos, que ahuyenten reproches y amenazas y refuercen los lazos de lealtad, respeto”.

Emilio Cuatrecasas ha sido consejero independiente de diversas empresas públicas y privadas (Sol-Meliá, Recoletos, Dinamia, Chamartín, Teide, Chupa-Chups, Banesto, Ferrocarrils Catalans de la Generalitat o Accenture) y ha asesorado a diversas sociedades.

Coherente en su propia piel

Emilio Cuatrecasas ha impartido numerosas conferencias sobre temas jurídicos y empresariales en universidades, escuelas de negocio y foros de opinión. Conoce el lobby como nadie. Él configuró técnicamente la base competencial de muchas iniciativas de Minoría Catalana en el Congreso durante los años fecundos de la gobernabilidad, una afición noble que los indepes descalifican hoy con el estigma del peix al cove, el sufrido aforismo de Pujol.

Para Emilio Cuatrecasas, la política es la Gaya Ciencia de la convivencia. Calla bastante y proclama un mundo “sin restricciones”. En la anti-filosofía de Diógenes, el coherente vive dentro de su propia piel y no tiene intención de abandonarla. Pues eso.

Para saber más sobre Emilio Cuatrecasas visita la expansión

Emilio Cuatrecasas

Emilio Cuatecasas

Inspirándose en la región de la toscana, su objetivo es tejer en el Ampurdán una red de diez establecimientos hoteleros de alta gama en los próximos tres años.

Emilio Cuatrecasas se ha propuesto sacarle el máximo partido a la belleza del paisaje del Ampurdán y la Costa Brava. El abogado y empresario anunció ayer el lanzamiento de una nueva cadena hotelera que estará especializada en gestionar pequeños hoteles de alta gama situados en la comarca del Baix Empordà, que agrupa los idílicos parajes comprendidos en el triángulo imaginario que delimitan las poblaciones de Sant Feliu de Guíxols, Girona y Torroella de Montgrí, en la parte central de la Costa Brava.

 

A través de su hólding empresarial Emesa Corporación, Cuatrecasas acaba de adquirir el Palau de Ullastret, una masía con grandes arcadas que se levanta sobre la muralla medieval de esta población de interior cercana a La Bisbal d’Empordà, muy conocida por los restos arqueológicos de su poblado ibérico.

El objetivo de Emesa es invertir siete millones de euros -cifra que incluye el precio de la compra- en transformar este edificio histórico en un hotel de lujo, cuya fecha de apertura todavía no está determinada. El palacete, que será sometido a una profunda restauración, se encuentra en una finca de 2.500 metros cuadrados, conocida localmente con Can Romaguera.

El proyecto supondrá la primera piedra de una iniciativa mucho más ambiciosa que pasa por tejer, en los próximos tres años, una red de diez hoteles con encanto en esta comarca costera, salpicada de cientos de masías y edificaciones centenarias.

La nueva cadena de Cuatrecasas no tiene todavía nombre y se forjará tanto con la compra de nuevos inmuebles singulares como con la integración de negocios hoteleros ya en funcionamiento que se adapten a la filosofía del proyecto. “Con esta iniciativa tratamos de profesionalizar una actividad hotelera en el Ampurdán, que ahora está muy segmentada y en manos de particulares”, explica Ferran Forrellad, consejero delegado de Emesa.

Según el directivo, se inspiran en regiones como la Toscana, en Italia, “donde existe una mayor organización y, en consecuencia, una mayor promoción y conocimiento internacional de la comarca”.

La nueva cadena se centrará en ofrecer descanso y confort a los clientes con instalaciones y habitaciones dotadas de la máxima tecnología y con un diseño vanguardista, pero “sin las interferencias del servicio de un hotel”. Así, los servicios de gastronomía, salud o gimnasio sólo se ofrecerán bajo demanda de los clientes y estarán subcontradados a firmas especializadas.

Leer más sobre Emilio Cuatrecasas en Expansión